top of page

Una Madre Piadosa

En la sociedad se suele hablar muy bien de las madres.  Se les considera irremplazables en sus familias.  Una madre puede marcar el rumbo de la vida de su hijo.  Es imprescindible que éste sea un rumbo piadoso.


¿Por qué es importante ser una madre que conoce a Dios?


  1. Él es quien te da lo que necesitas para criar bien a tu hijo.


La Biblia dice en 2 Pedro 1:3 que, "Su divino poder, al darnos el conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y excelencia, nos ha concedido todas las cosas que necesitamos para vivir con devoción."  En Cristo, las madres están totalmente equipadas para vivir una vida piadosa, así como para criar a sus hijos de una manera piadosa.  El mundo quiere que pensemos que somos autosuficientes.  Pero es sólo al vivir para el Único y verdadero Dios, que tenemos todo lo que necesitamos para tener éxito en la vida aquí en la tierra.  Es sólo con Dios que las madres son capaces de criar hijos piadosos en un mundo quebrantado y perverso.  Separados de Dios no podemos hacer nada (Juan 15:5).


  1. Dios es capaz de mantener a tu hijo en todos los sentidos.


Somos mortales, lo que significa que estamos limitados en lo que podemos hacer.  Pero Dios no está limitado.  Él puede estar presente en todas partes.  Es omnisciente y todopoderoso.  Puede estar con tu hijo en la escuela cuando tú no puedes estarlo.  Puede vigilar a tu hijo por la noche mientras duermes.  Puede proteger a tu hijo de cualquier mal de maneras en la que no puedes protegerlo.  Dios es capaz de proteger y proveer completamente para el niño con el que te ha bendecido.  No tener a Dios como tu Padre celestial te roba a ti y a tu hijo de la gracia, misericordia y favor que El provee a Sus hijos.  Con Dios en tu vida, tu hijo se beneficiará de las escrituras y experiencias que compartes y de las oraciones que ofreces.  Los niños necesitan madres que lean la Palabra de Dios y que oren a Dios en todo y por todo.  Necesitan madres que les den ejemplos piadosos.  Necesitan madres que amen a Jesús y que les demuestre cómo hacer lo mismo.  Estar en Cristo tiene efectos transcendentales.  No hay ninguna desventaja en vivir para Dios.


  1. Es una postura en contra de la cultura dominante.


Las madres deben tener cuidado de no permitir que la cultura en la que viven dicte el tipo de personas que serán sus hijos.  Dios dijo que los padres deben instruir a los niños en el camino correcto y aun en su vejez no lo abandonará (Proverbios 22:6).  El camino del que se refiere es el camino del Señor.  Es importante que las madres enseñen a sus hijos la voluntad de Dios y hagan que imiten el ejemplo de Jesús. Las madres hacen esto viviéndolo ellas mismas, y enseñando activamente a sus hijos la Palabra de Dios. ¿Estás enseñando a tu hijo a vestirse inmodestamente, a chismorrear sobre los demás, o a maldecir y a ser vulgar?  ¿O les está enseñando a honrar a Dios con sus cuerpos, a llevar una vida santa y a bendecir y no maldecir?  ¿Está dejando que la música, las películas, las ideologías y la corrupción del mundo moldeen a tu hijo, o está luchando activamente contra el mal de este mundo viviendo para Dios y criando a tu hijo para que sea piadoso?  Cuando una madre conoce al Señor, es capaz de educar a sus hijos en el camino del Señor. 


Dios no solamente quiere a las mamás que son buenos ejemplos, pero también quiere a las mamás que no empezaron por un buen camino pero que sin embargo están decididas a terminar bien al venir a Jesús. Nunca puedes perder al venir a Jesús.  Incluso si no fuiste salvo antes de tener hijos, incluso si no te hiciste cristiana desde joven, Dios quiere que vengas a Él.  Humildemente ve a Jesús.  Él tiene el poder de redimir a cualquiera que venga a Él.  Esta será la mejor decisión que jamás hayas tomado, no sólo para ti, sino también para tus hijos.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page